Declaración Universal de los Derechos Humanos:

Declaración Universal de los Derechos Humanos: Artículo 19 - Todo individuo tiene derecho a la libertad de opinión y de expresión; este derecho incluye el de no ser molestado a causa de sus opiniones, el de investigar y recibir informaciones y opiniones, y el de difundirlas, sin limitación de fronteras, por cualquier medio de expresión -

sábado, 25 de febrero de 2012

Testimonio de un Adicto a los videojuegos



¡Soy Libre de la maldicion de los Videojuegos!

Mi nombre es Acner Pinazo, durante niño fui muy influenciado por los videos juegos, (Counter Strike, MuOnline, Mortal Combat, DOOM, Quake Arena). Mi pasión por los juegos Shooter me llevaba a una idea descabellada de ser ladrón o pistolero, tenia pistolas y armas de colección, me volvi experto armando y reparando armamentos, me caracterizaba como una persona muy directa e influenciante, lo cual hacia que mis amigos se maravillaran por mis ideas perversas y mi mundo de Violencia.

A medida que crecía y con mis 18 años ya iba avanzando y probando otra clase de juegos, combinando los juegos de rol con los de shooter, animes y hentai, que influían enormemente en mi carácter y en mi relacionar con las demás personas, viviendo en un mundo de ilusión y perversidad fuera y dentro del ordenador. Llegando a este punto y con un deseo cada vez mas grande de llegar al nivel mas alto, levante mi propio servidor de Juegos, Counter Strike y MuOnline terriblemente diabólicos, y lo llame con mi propio nombre MuAcner, El servidor de Juegos contaba con miles de usuarios registrados y docenas de jugadores online, mi influencia llego a un nivel muy alto en el ranking de servidores en Paraguay.

Mis técnicas de negocios con los niños era promocionarles el juego gratuitamente en el cyber café donde trabajaba y una vez que se quedaban maravillados con el servidor y se viciaban, les sacaba dinero. Los user me regalaban celulares, dinero, drogas, y varias cosas solo para acceder y tener mas privilegios en el juego, gracias a mis habilidades especiales y mi destrezas como administrador, subí a un nivel superior creyéndome un Dios del Juego manipulando a mi antojo a las personas, también llegue a vender los set en el juego por valor de $.200 a niños no mayores de 12 años, con una ganancia de $.1000 mensuales aproximadamente el cual invertía en adicciones, diversiones, alcohol, y cosas vanas, mediante el cual yo mismo me llevaba a la banca rota.

Cada día con las cosas que hacia, me veía mas a fondo en el camino a la perdición, un día fui a la iglesia de un conocido y allí me presentaron a Cristo, en ese momento sentí que todo mi tiempo y mi vida la había perdido en cosas pasajeras que tarde o temprano iban a terminar mal, y acepte al Señor Jesús, cuando Dios me mostró que el juego me mantenía expuesto en un mundo oscuro, de violencia, matanzas sangrientas, pornografía anime, sexismo, etc. Decidí dejarme de los juegos, y dejando esa vida, cerrando así para siempre el servidor MuAcner el cual era mi mayor desafío.
Agradezco al Ministerio Visión Mundial para la Familia que atreves de los constantes mensajes y enseñanzas sobre los Videojuegos de violencia satánicos, e dejado esa vida de esclavitud y adicción.


Cuando lo hice perdí mi nivel y mi influencia en el ámbito de los juegos y traje algunos amigos a Cristo. Jesús cambio mi vida, me dejé de los juegos y las cosas seculares y Dios me levanto como un programador de Sistemas de alto nivel en Latinoamérica. Mi sueño es programar un videojuego cristiano no adictivo, sin violencia para ganar a otros gamers para Cristo.
Actualmente llevo 2 años liberado de la adicción de los videos juegos y sirviéndole a Cristo congregándome en la iglesia Visión Mundial para la Familia con el Pastor José Cubillos.